3 Mug Cakes que deberías probar esta navidad

Si no conoces los mug cakes, prepárate: es una manera rápida y deliciosa de preparar tortas en una taza. Además de que se ve fantástico, hay millones de recetas (veganas también, por supuesto…) que puedes poner en práctica, y, cada una de ellas, para dejar lista en menos de media hora. De hecho, en la mayoría de las recetas de mug cakes, sólo necesitarás los ingredientes y un horno microondas. Puedes desplegar tu creatividad y adornar tus mug cakes con motivos navideños. Puedes visitar tiendas de repostería, así como los mercados saludables de Medellín, en donde podrás encontrar moldes, pinturas y caramelos de muchos colores (sin hablar de semillas, nueces y cremas pasteleras sin productos animales). Veamos.

¿Pero qué es un mug cake?

Como lo sugiere su nombre en inglés, un mug cake es una torta que se prepara en una taza. Adicional a eso, un mug cake no se prepara en el horno, a diferencia de un pastel normal, sino en el microondas. La masa se mezcla directamente en una taza o se agita después de revolver en una taza. En su mayoría, se usa una masa simple para un pastel con huevos, leche, mantequilla, azúcar y harina. Y, a decir verdad, una torta sin huevo puede saber muchísimo mejor que una tradicional. Y lo mejor de todo: sólo pasa aproximadamente un minuto y medio en el microondas y el pastel está listo.

Suena muy sencillo, y es bastante sencillo; incluso, para quienes tengan cero experiencia en la repostería. Lo que sí debes tener muy en cuenta es que el mug cake siempre sabe mejor si lo comes caliente, así que es cuestión de preparar y servir.

Ahora sí, veamos algunas recetas.

Esto te puede interesar: Leches vegetales: hazlas tú mismo

Mug Cake de canela

Para este, necesitas cuarenta gramos de harina, una cucharada de levadura en polvo, dos cucharadas de panela en polvo, media cucharada de canela en polvo (no parece tanto, pero la canela es muy intensa), sesenta mililitros de leche vegetal (la de tu predilección), dos cucharadas de margarina y una cucharadita de esencia de vainilla. Y, para la cubierta, necesitarás, una pizca de canela y media cucharada de panela en polvo.

Derrite la margarina en una olla pequeña. En un plato hondo, mezcla bien todos los ingredientes para el mug cake (todos, hasta la margarina derretida). Entonces, pon la masa en una taza (no en un pocillo). Espolvorea con el resto de la panela en polvo y la canela. Luego, hornea en el microondas durante un minuto y medio. Y listo (en serio).

Mug cake de chocolate

Aunque cueste creerlo, este es mucho más fácil y rápido que el anterior. Necesitarás un gramo y medio de chocolate (sin leche) de alto porcentaje de cacao, dos cucharadas de aceite de coco, una cucharada de polvo de hornear, tres cucharadas de harina de repostería, dos cucharadas y media de panela en polvo (o de miel de agave), un chorro de la leche vegetal que más te guste, una pizca de sal marina, una cucharadita de esencia de vainilla.

Y aquí, lo mismo: en un plato hondo, mezcla los ingredientes y bate poco a poco. Lo mejor es ir añadiendo la leche y el aceite poco a poco, sin parar de revolver. Cuando todo esté bien homogéneo, sírvelo en el mug y ponlo en el microondas durante medio minuto.

Cortesía de Hardi Saputra en Flickr.com

Mug Cake de naranja

Este es una variación del anterior (cambian algunas cantidades y se añade un ingrediente). La naranja es lo que le da el toque, pero puedes hacer ensayos con otros cítricos (sobre todo, un limón mandarino), sólo procura que tengan mucho jugo y que sean bien dulces. Para este mug cake, necesitarás una naranja (tanto el jugo, como la cáscara), cuatro cucharadas de harina de repostería, dos cucharadas de panela en polvo, una cucharada de aceite de coco, un chorro de leche vegetal (añade poco a poco, hasta tener una mezcla homogénea), una cucharada de esencia de vainilla y un gramo de chocolate vegano, de alto contenido de cacao. Opcional: una cucharada de café (de calidad).

Bueno, ahora, lo de siempre: revuelve bien todo en un plato hondo (o, si lo prefieres, en el mismo mug, si es grande), y añade los líquidos poco a poco, de a chorritos. Es muy importante que la mezcla no quede saturada de líquido, y por esto es vital que vayas haciendo esto poco a poco. Con la harina, igual: no mezcles todo de una sola vez. Cuando se trata de mug cakes, lo más importante es que la mezcla quede bien. No es sólo añadir los ingredientes adecuados, y para esto, no tienes que ser un experto, sólo ser cuidadoso.

Cuando sirvas en el mug, añade por encima la cáscara de la naranja rallada. Déjalo en el microondas por un minuto y medio. Y ya está.