3 Postres veganos clásicos para deleitarte en este Halloween

Si te gusta el dulce, y no crees que ser vegano pueda ser un obstáculo para comer postres de calidad, estás en el lugar correcto. En este post, hablaremos de 3 postres clásicos que, aunque puedes encontrar todo el tiempo en los restaurantes veganos de Medellín, también los puedes hacer en casa y de forma completamente vegana. Esta podría ser una excelente opción para dejar en la bolsa de los niños en Halloween, en lugar de golosinas repletas de azúcar que sus cuerpos no necesitan. Pero, claro, también pueden ser para ti, para combinarlos con una humeante taza de café durante una de las tardes lluviosas de octubre. Vamos a ver.

Tal vez te interese: 3 postres veganos para sorprender a tus amigos

Rollos de canela

Si crees que para esta receta necesitarás huevos o leche, estás en un gran error. Puedes hacer unos deliciosos rollos de canela sin necesidad de ingredientes derivados del mundo animal, y, quizás, más deliciosos que los originales. Para esto, necesitarás medio litro de agua, harina de trigo (con media libra tendrás suficiente), una cucharada de azúcar morena (o panela, si los quieres más saludables), dos cucharaditas de levadura, ochenta mililitros de aceite vegetal (el de girasol puede ser la mejor opción), un plátano maduro (a punto de dañarse), una taza de polvo de hornear, una cucharadita de sal, una cucharadita de vainilla, y dos cucharaditas de canela en polvo.

El procedimiento es así. En primer lugar, debes amasar. Vierte media vaso de agua en un tazón, agrega el azúcar y la levadura. Entonces, revuelve hasta que la levadura se disuelva por completo. Luego, dejas el tazón cubierto con un trapo limpio en un lugar cálido hasta que se forme una capa de espuma. Esto indica que la levadura ha estado haciendo su trabajo. Luego, pelas el plátano y lo vuelves puré. Añade la sal y el aceite. Después, mezclas ese puré con la levadura. Posteriormente, ciernes la harina, agregas el polvo de hornear, la vainilla y la sal. Vierte la mezcla líquida poco a poco y amasa durante unos diez minutos. Debes tener entonces una masa suave y lisa, pero no pegajosa.

Pon la masa en un tazón, cúbrela y déjala en un lugar cálido durante una media hora. Notarás que la levadura seguirá haciendo crecer la masa.

Por último, lo que debes hacer es aplanar la masa, cortarla y envolverla en espirales. Precalienta el horno a ciento ochenta grados y hornea los rollos durante una media hora. Y listo.

Churros mexicanos

Aunque los churros mexicanos se diferencian un poco de los que conocemos en Colombia, estos son una de esas comidas callejeras a las que resulta casi imposible resistirse. Los puedes hacer en casa, sin mucho esfuerzo.

Necesitarás una taza de harina de trigo, un litro de agua, media taza de azúcar, tres cucharadas de aceite vegetal (de cualquier tipo), una cucharadita de esencia de vainilla, una cucharadita de sal, y una cucharadita de canela. Si lo deseas, puedes preparar una mermelada de mora (básicamente, cocinar las moras con azúcar, dejarlas reducir y después licuar).

El procedimiento es más sencillo de lo que imaginas. Lo primero es hacer la masa, y no tienes que esperar mucho tiempo. Sólo mezcla el agua, el azúcar, la vainilla y el aceite. Revuelve bien, mete todo a una sartén en fuego medio, y cuando veas las primeras burbujas, la retiras de la estufa. Entonces, amasas. Para hacer esto, vierte la harina a la mezcla y revuelve hasta que consigas una masa homogénea. Déjalo enfriar unos quince minutos, y con las manos, formas bolitas que debes alargar, como palitos gruesos. Cuando ya tengas varios, precalienta el horno a unos 150 grados y hornea hasta que doren. Si quieres hacerlo más rápido, los fríes (pero si lo quieres más saludable, el horno siempre será mejor).

Y sale.

Donas

Ligeras y tiernas, suaves y esponjosas, las deliciosas donas veganas son sorprendentemente fáciles de hacer. Es en serio: nadie te creerá que realmente se hacen sin huevos, ni leche.

Los ingredientes que necesitarás son media libra de harina de trigo, una taza de agua (puedes añadir más, si la masa te queda muy espesa), una cucharada de levadura activa, treinta gramos de azúcar morena, 3 cucharadas de vainilla, cuarenta y cinco mililitros de aceite de coco (que puedes encontrar en los mercados saludables de Medellín), linaza en polvo (unos cinco gramos), una cucharada de cacao en polvo y una pizca de sal.

El relleno puede ser a tu gusto: salsa de mora, salsa de chocolate, arequipe vegano… es tu decisión.

Para preparar tus donas, lo que debes hacer es cernir muy bien la harina, mezclarla con levadura, vertir el azúcar y el agua, revolver muy bien y dejar reposar la masa en un recipiente tapado durante una media hora. Al igual que con los rollos de canela, notarás que la masa crece exponencialmente. Entonces añade un poco más de harina y amasa. Con las manos, haz buñuelos de esta masa y alárgalos hasta tener un cilindro grueso que peudas empatar en un círculo. Y entonces, al aceite hirviendo. Si las quieres glasear, puedes comprar azúcar en polvo y espolvorearlo en la dona. Y listo, ahí tienes tus donas. Las puedes bañar en chocolate vegano, si lo deseas. No es difícil.