Cómo organizar los almuerzos veganos de toda tu semana

¿Quieres comer más sano? Si estás en este blog, la respuesta sobra. ¿Gastas mucho dinero en tu alimentación durante la semana? Ese es uno de los principales problemas de quienes salen a trabajar todos los días. ¿Quieres cocinar, pero no tienes tiempo de hacerlo todos los días? Bueno, para todo hay una solución. En este post, aprenderás a cocinar cinco platos veganos distintos, y a prepararlos de la manera más eficiente, de modo que ahorres dinero, tiempo y mala salud, además de tener una agradable experiencia. Ya lo verás: cocinar de esta manera es una gran inversión para tu bolsillo, para tu cuerpo y para tu mente. La clave está en trazar un plan como el que verás a continuación, destinar un día para mercar todo lo que necesitas y preparar todos los ingredientes, de modo que cocinar sea una tarea muy sencilla.

Esto, por lo menos para cinco días. Tal vez desees destinar otro día para salir a comer a uno de los muchos restaurantes veganos de Medellín, quién sabe.

En primer lugar, lo que debes hacer es mirar tu agenda. En esto, debes ser muy estricto, porque la menor alteración de este orden puede significar un caos a lo largo de la semana. Piénsalo como una necesidad, y asúmelo con disciplina, y lo agradecerás el resto de la semana. Destina un día para salir a mercar todos los ingredientes y para dejarlos listos para usar en cualquier receta. De esta manera, todos los días necesitarás menos de diez minutos para tener un almuerzo listo.

En segundo lugar, traza un plan de almuerzos, y discrimina todos los ingredientes que vas a comprar. Puedes ir a una plaza de mercado, en donde las frutas, las verduras y los granos son mucho más baratos. Lo tercero es lavarlos, desinfectarlos, y dejarlos listos, como aprenderás a continuación, con el ejemplo de plan de este post.

Lista de compras

Un pan vegano de hamburguesa, un pan vegano tipo baguette, un paquete de pastas de lasaña, 50 gr de tomates deshidratados, dos berenjenas, dos zanahorias, tres tomates de aliño, dos pimentones, aceite de oliva, sal, pimienta, una libra de los fríjoles de tu preferencia, una libra de arroz, una lata de aceitunas negras sin hueso, un plátano maduro, un aguacate grande (o dos pequeños), media libra de queso vegano (el que más te guste), 250 gr de garbanzos, un ramo de cilantro, un manojo de perejil, cebolla blanca, una cebolla de puerro, un calabacín, una cabeza de ajo, dos onzas de harina de trigo, una libra de espinacas frescas, una onza de ajonjolí, un trozo de panela, una cucharada de polvo para hornear, una cucharadita de comino en polvo, una taza de nueces y tortillas para burritos.

Desinfección y almacenamiento de los ingredientes

Si no estás muy familiarizado con la manipulación de alimentos, aprende un poco más en este enlace. Lava todo muy bien, desinfecta (son dos cosas distintas), y, a continuación, pela, corta tus vegetales y guárdalos en recipientes herméticos en tu nevera. En algunos casos (como el aguacate o la berenjena), debes abrirlos y prepararlos sólo cuando vas a cocinar. En cuanto a los fríjoles, ponlos a remojar desde el día en que los compras, y, al otro día, ponlos a cocinar en tu olla de presión con el resto de ingredientes (sal, zanahoria, panela, etc.), de modo que los puedas porcionar y congelar. Lo mismo con los garbanzos: déjalos en remojo, y, al otro día, procésalos con el ajonjolí, el cilantro, el perejil, la harina, el polvo para hornear, el comino, la pimienta y la sal. Incluso, puedes dejar la masa lista para hornear o freír en forma de buñuelos o galletas.

Plan de cocina

Día 1: Sandwich (Sánduche) de berenjenas y tomates secos.

Esta receta es muy fácil, y no te tomará más de veinte minutos. Sólo debes dejar la berenjena sobre el fuego hasta que se queme toda la cáscara, abrirla, rasparla, terminar de deshidratarla en una sartén, y luego añadir aceite de oliva, hierbas aromáticas (como orégano, laurel y tomillo), sal y pimienta. Con esto, más los tomates secos y un poco de queso vegano, en el pan francés, tendrás un delicioso sandwich que podrás llevar a tu trabajo. Serás la envidia de todos.

Día 2: Cazuela de fríjoles

Este clásico de la gastronomía paisa puede ser una excelente opción para tener muchas energías y recibir una importante cantidad de nutrientes. Puedes aprenderla a preparar en este enlace. Guarda un poco de fríjoles para el burrito del día 5.

Día 3: Hamburguesa de falafel

Práctica, saludable, balanceada, y, por supuesto, deliciosa. Puedes encontrar la receta en este enlace.

Día 4: Lasaña de espinacas y nueces

Necesitarás la mayor parte del queso vegano, todas las espinacas y las nueces. Es una opción deliciosa, muy apropiada para compartir con alguien, y acompañar, por qué no, con una copa de vino blanco. Puedes aprender la receta en este enlace.

Día 5: Burrito de vegetales salteados

Es la más fácil: saltea los vegetales que te han sobrado de todas las anteriores preparaciones: zanahorias, calabacines, tomates, cebollas, etc. Envuélvelos en una tortilla con un poco de queso vegano y de fríjoles. Envuelve los burritos en papel aluminio y caliéntalos durante unos minutos en el horno. Y ya está.

¡Buen apetito!