Dieta vegana: 5 recetas de jugos saludables que puedes preparar en casa

Las verduras son una fuente fundamental de alimentos para los comensales veganos, pero parece como si pocos tomaran a las frutas en serio. Al hacer esto, están dejando de lado una tremenda cantidad de minerales, vitaminas y fibra que podrían ser muy beneficiosas para el organismo. Cuando cocinamos los alimentos (y así es como casi siempre consumimos las verduras), se pierden muchas propiedades que nos podrían nutrir más; y como las frutas se suelen comer crudas, esto es definitivamente un punto a favor.

En Colombia tenemos una amplísima variedad de frutas, y su disponibilidad es de casi todo el año. A veces fluctúan un poco los precios, pero estos nunca serán tan altos como lo serán en países en donde se debe importar casi todas las frutas que se consumen. Así que aprovecha. En los restaurantes veganos de Medellín encontrarás una oferta deliciosa, ¡pero podrías tomar uno diferente cada día y nunca dejarás de encontrar nuevas opciones!

Muchas personas prefieren tomar jugos que comer las frutas directamente, y, aunque siempre será mejor consumir la fruta (una sola, a la vez, en lugar de mezclarla con otras en una ensalada), es mejor algo que nada en absoluto. Así que veamos algunas recetas de jugos saludables para complementar tu dieta.

Banano, piña y papaya

Es un jugo muy fácil de hacer, especialmente bueno para fortalecer las defensas del cuerpo, y así hacerle frente a cualquier infección (no reemplazará los medicamentos, pero sí le dará un empujón a tu sistema inmune), en especial, si lo tomas en ayunas, después de una larga noche de no haber consumido líquidos. Para este jugo necesitarás media taza de piña, media taza de papaya (o papayuela), cortadas en trozos finos y un banano (ojalá con algunas pecas, para añadir más antioxidantes). Añade más o menos agua, dependiendo de qué tan espeso lo quieras. En agua sabe mucho mejor que en leche de soya.

Tal vez te interese: 3 Desayunos veganos que deberías considerar en tu dieta

Limonada de pepino, piña y apio

Este es uno de esos jugos verdes en los cuales se combinan ambos mundos: las frutas y las verduras; un sabor fresco y refrescante que le dará mucha vida a tus alimentos. Normalmente, no se recomienda mezclar toda clase de frutas en un solo bowl porque, de esta manera, el cuerpo no alcanza a absorber todos los nutrientes. Lo mejor, como en este caso, es aprender a combinar para que el cuerpo consuma alimentos complementarios. Para este jugo necesitarás un pepino mediano, dos rodajas gruesas de piña, un tallo grueso de apio, hojas de menta y zumo de limón a tu gusto. Licua todo a gran velocidad con algunos hielos hasta que la mezcla tenga un color homogéneo. Añade el azúcar que necesites y tómalo después de hacer ejercicio.

 jugo de manzana y pepino para veganos

Energizante verde

Si has sentido poca energía últimamente, este jugo será un buen aliado. De todas formas, si el agotamiento se ha vuelto un asunto recurrente, recuerda que esto puede ser un síntoma de desnutrición, de una mala higiene de sueño o de anemia; así que mantente alerta a las señales de tu cuerpo y acude a un médico si detectas una anomalía persistente como esta. Pero si sólo es agotamiento (porque, de verdad, has trabajado mucho y necesitas un descanso), este jugo te vendrá de perlas. Necesitarás una naranja bien jugosa, una manzana verde cortada en pequeños cubos y una taza de hojas de espinaca, la cual contiene mucho hierro. En este jugo está el principio básico de la absorción adecuada de este mineral: combinar siempre una fuente de hierro con una fuente de vitamina C. Endulza a tu gusto y disfruta de una deliciosa bebida.

Limonada de coco

Esta bebida ya es un clásico en la ciudad, y con esto podrás sorprender a tus invitados para una deliciosa cena o para relajarse un rato por las tardes. O cuando tú quieras, porque esta limonada es rica a cualquier hora. Necesitarás el zumo de algunos limones Tahití (dependiendo del tamaño entre tres y cuatro), dos cucharadas de azúcar, una taza de leche (no crema) de coco y dos tazas y media de hielo para lograr una gruesa capa en la superficie. Algunas personas le agregan unas gotas de esencia de vainilla y adornan la bebida con hojitas de hierbabuena. Nunca te cansarás de esto.

Jugo de sandía (pura alegría)

Este jugo es un energizante natural que podrías llevar a tu trabajo, sobre todo, para esos momentos en que te asalta el sueño. Aunque el café puede ser reconfortante, esta dosis de vitaminas, fibra y sabores te alegrará el día sin duda alguna. Para este jugo necesitarás dos tazas de sandía en pequeños trozos, un dedito de jengibre pelado y rallado, una cucharada de chía (que le aportará mucho cuerpo, sabor y nutrientes), el zumo de dos limones (ojalá de limón mandarino), azúcar (a tu gusto) y un puñado de hielo. Lícualo a gran velocidad hasta alcanzar una mezcla homogénea y tómalo así, sin filtrar. Recuerda que en la pulpa de las frutas (en este caso, el bagazo del limón) está toda la fibra que necesitas.