MIX DE HOY: Muchos conocimientos acerca de la Berenjena + Rica receta “Vindaye de berenjenas”

Las preparaciones con berenjena son deliciosas. Es un elemento esencial en la gastronomía vegetariana y vegana. En los restaurantes vegetarianos y veganos de Medellín es normal toparse con este delicioso fruto.

Tal como lo dice el título de este artículo, el MIX DE HOY es aprender cosas muy valiosas acerca de la berenjena para terminar con una sencilla receta para alegrar el paladar.

Historia de la berenjena o “aubergine” (¡qué elegancia!)

El término “aubergine”, la palabra utilizada en francés para referirse a este fruto, apareció en la lengua en 1750 y proviene de la “albergina catalana”, que la tomó del árabe al-Bâdinjân. La palabra francesa se usa en muchos idiomas, incluso entre los anglosajones.

Regresando a su nombre en español, la berenjena, aunque se reconoce como originaria de la India, donde se cree que se consumió durante 2.500 años a 4.000 años, es posible que su ancestro silvestre provenga de África, donde hay multitud de Solanum con características muy cercanas a las de la berenjena cultivada. Desde la India, se extendió a China (alrededor del año  700 antes de Cristo), donde aparecieron variedades de bayas verdes, blancas, rojas y lavandas. Es en un tratado chino que data de 500 años antes de Cristo que se menciona por primera vez. Se introducirá en el mundo árabe en el siglo IX, emigrando a Egipto en el oeste y Turquía en el norte.

Aparecerá en España entre los siglos VIII y XI. En este país, pronto aprenderán a apreciarlo, pero en otras partes de Europa serán cautelosos durante mucho tiempo, probablemente debido a su parecido con las plantas tóxicas (mandrake, datura, belladonna) de la familia Solanaceae. Por corrupción del nombre italiano melanzena, se le llamará mala insana (literalmente “manzana insana”) y se le acusará de volver locos a quienes la consumen.

Hoy en día, se cultiva en todas las regiones cálidas y templadas del planeta. Como “vieja amiga” de los árabes, es indispensable para la cocina del Medio Oriente, donde se le llama “caviar de los pobres”. Los turcos se jactan de haber creado mil recetas para mejorarlo. Los españoles lo introducirán en América en el siglo XVI, pero aparecerá en América del Norte sólo 150 años después. Hasta la década de 1950, sólo se producían variedades con grandes frutas púrpuras para el consumo humano, mientras que las otras se reservaban para el jardín ornamental.

Cinco beneficios de comer berenjena

Beneficio #1: Los antioxidantes son compuestos que protegen las células del cuerpo del daño causado por los radicales libres. Estas son moléculas muy reactivas que estarían involucradas en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Se considera que la berenjena tiene un alto potencial antioxidante. Los ácidos fenólicos son una de las principales clases de antioxidantes en la berenjena, el más abundante es el ácido clorogénico. La berenjena, especialmente si su piel es oscura, también es rica en pigmentos antioxidantes de la categoría antocianinas.

Beneficio #2: La berenjena cruda es una fuente de manganeso tanto para hombres como para mujeres, mientras que la berenjena hervida es una fuente sólo para mujeres. El manganeso actúa como un cofactor para varias enzimas que facilitan una docena de procesos metabólicos diferentes. También participa en la prevención del daño causado por los radicales libres.

Beneficio #3: La berenjena es una fuente de cobre. Como un componente de muchas enzimas, el cobre es necesario para la formación de hemoglobina y colágeno (una proteína utilizada para la estructura y reparación de tejidos) en el cuerpo. Varias enzimas que contienen cobre también contribuyen a la defensa del cuerpo contra los radicales libres.

Beneficio #4: La berenjena hervida es una fuente de vitamina B1. También llamada tiamina, la vitamina B1 es parte de una coenzima necesaria para la producción de energía, principalmente de los carbohidratos ingeridos. También participa en la transmisión de los impulsos nerviosos y promueve el crecimiento normal.

Beneficio #5: La berenjena hervida es una fuente de vitamina B6. También conocida como piridoxina, la vitamina B6 es parte de las coenzimas que participan en el metabolismo de las proteínas y los ácidos grasos, así como en la síntesis de neurotransmisores (mensajeros en los impulsos nerviosos). También contribuye a la producción de glóbulos rojos y les permite transportar más oxígeno. La piridoxina también es necesaria para la transformación del glucógeno en glucosa y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico. Esta vitamina también desempeña un papel en la formación de ciertos componentes de las células nerviosas y en la modulación de los receptores hormonales.

Datos curiosos acerca de la berenjena

La berenjena puede ser blanca, amarilla o morada, o incluso rayada. Su textura esponjosa y su sabor sutil la hacen muy versátil para cocinar.

Algunos datos interesantes sobre las berenjenas:

* Una berenjena madura tiene un brillo mate y cede ligeramente bajo la presión de los dedos. No elegir una berenjena liviana, ya que puede estar maltrecha y deshidratada.
* Se pueden mantener las berenjenas durante 3 a 7 días a 15 grados centígrados.
* Las berenjenas crecen (como los tomates) de las vides de una planta.
* Los italianos llaman a la berenjena “melanzane” que significa “manzana loca”.
* Vienen en rayas moradas, blancas o púrpura-blancas.
* Cuando son blancos y pequeños, se ven exactamente como huevos, por lo que también se les llama “eggplants” en Estados Unidos.
* Las berenjenas pertenecen a la familia de las bayas.
* ¡Nunca pelarlas!. La cáscara contiene un montón de vitaminas valiosas.
* Las berenjenas se utilizan a menudo como un sustituto de la carne.

Receta de “Vindaye de berenjenas

El vindaye es un plato que nació en la India y es muy famoso en Isla Mauricio. El vindaye es una deliciosa salsa de especias, donde en lugar de proteína animal, se utilizará berenjena frita.

Ingredientes

500 gramos de berenjenas
1 cucharadita de ajo machacado
2 cebollas (picadas en trozos grandes)
1 cucharadita de puré de tomate
2 pimientos verdes
2 cucharadas de polvo de mostaza
1 cucharadita de azafrán
Sal y aceite vegetal

Preparación

1. Cortar las berenjenas en tiras y lavarlas en un poco de agua salada. Enjuague y escurra.
Calentar el aceite y freír la berenjena durante unos diez minutos. Deben quedar ligeramente dorados.

2. En otro tazón, caliente el aceite y dore la mostaza y el ajo. Añadir los pimientos, el puré de tomate, las cebollas y el azafrán. Mezclar y cocinar durante 5 – 10 minutos.

3. Finalmente agregar la berenjena y cocinar por unos minutos más. Justo antes de apagar el fuego, agregar sal y mezclar.

4. Servir caliente con arroz o pan elaborado con harina de trigo.