Receta: Tazones de Ramen Veggie con trocitos de Tofu y Leche de Coco

Para los amantes a la cocina que quieran hacer ramen en casa, la receta de Chloe Coscarelli en su libro “Chloe Flavor” (Clarkson Potter, 2018), es muy especial: usa leche de coco para agregar una sedosidad que a veces falta en las versiones veganas. Antes de que entre la leche -junto con el caldo de verduras-, se cocinan los hongos shiitake y el repollo chino, y se agrega un poco de curry y ajo para aderezar. Los fideos pueden ser ramen instantáneos (preferiblemente sin condimento), fideos veganos frescos -cuando se puedan encontrar-, o udon o soba.

Los fideos udon se hacen amasando harina de trigo, sal y agua. Estos fideos blancos se venden secos, frescos o congelados. Los fideos udon secos pueden variar en grosor y pueden ser bastante densos. Si bien los fideos secos son una opción conveniente, los fideos frescos o congelados tienen la mejor textura masticable y son bastante gruesos, y si se tienen enfrente no hay que perder oportunidad de tomarlos.

Los fideos de soba están hechos principalmente de harina de trigo sarraceno. Si bien hay fideos de soba que contienen sólo harina de trigo sarraceno (sin gluten), la mayoría de los que se producen contienen algún tipo de harina de trigo para ayudar a mantener los fideos juntos durante el proceso de producción. Hay que leer la lista de ingredientes en caso de que se busque una versión sin gluten.

Regresando a Coscarelli, él sabe que las coberturas ayudan en gran medida a crear un buen tazón de ramen, y el tratamiento de tofu que el chef usa aquí es muy especial. Fríe los cubitos hasta que estén crujientes, luego los glasea en una masa dulce y pegajosa. Es un plato tan potente que incluso puede satisfacer a los carnívoros con quienes se comparte la mesa.

El único problema es comer muchos trocitos de Tofu antes de que se puedan untar del ramen y su caldo. ¡Así que hay que tratar de contenerse!.

Porciones

Para 12 tazas. Entre 6 y 8 porciones.

Ingredientes

Un paquete de 14 onzas de tofu extra-firme
1/2 cucharadita de sal marina, y más para el agua de cocción de los fideos
8 a 9 onzas de fideos ramen secos (se pueden sustituir con fideos udon o soba)
5 cucharadas de aceite vegetal o más según sea necesario
3/4 taza de salsa hoisin
8 onzas (2 1/2 tazas) de tapas de hongos shiitake, en rodajas
1 manojo (aproximadamente 12 onzas) de repollo chino cortado
2 dientes de ajo picados
1 cucharadita de curry en polvo
4 tazas de caldo de verduras comprado en la tienda sin sal añadida o hecho en casa
1 lata de 13,5 onzas de leche de coco entera (puede sustituirse con leche de coco ligera)
3 cebollas de rama, cortadas y en rodajas finas en diagonal, para decorar
1 cucharada de semillas de sésamo, para decorar.
2 cucharadas de salsa sriracha (opcional se puede sustituir con otra salsa picante de su elección)

Preparación

Envuelva el tofu en varias capas de toallas de papel, colóquelo en un plato, coloque otro plato encima y ponga un objeto pesado sobre el plato, y deje que el tofu se drene durante al menos 20 minutos. Desenvuélvalo y córtelo en cubos pequeños.

Ramen vegano

Poner a hervir una olla grande con agua muy salada a fuego alto. Agregue los fideos y cocínelos de acuerdo con las instrucciones del paquete. Escurrir y enjuagar con agua fría.

Caliente 4 cucharadas de aceite en una sartén grande antiadherente a fuego medio-alto. Una vez que el aceite brille, agregue los cubos de tofu y dorar durante aproximadamente 3 minutos por cada lado, hasta que estén crujientes. Agregue más aceite según sea necesario si se absorbe gran parte de él. Una vez que el tofu esté cocido, vierta el exceso de aceite. Reduzca el fuego a bajo, agregue la salsa hoisin y gire el tofu para cubrirlo y glasear de manera uniforme.

En una cacerola grande, caliente 1 cucharada del aceite restante a fuego medio-alto. Una vez que brille, agregue los champiñones y el repollo chino. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que los champiñones estén blandos y el repollo chino se haya marchitado, de 3 a 5 minutos. Agregue el ajo, el curry en polvo y 1/2 cucharadita de sal. Cocer hasta que estén fragantes, durante 1 minuto. Añadir el caldo y la leche de coco. Una vez que la mezcla empiece a hervir, reduzca el fuego a bajo. Pruebe y agregue más sal, según sea necesario. Agregue los fideos cocidos y revuelva hasta que se caliente.

Servir de inmediato, antes de que los fideos absorban demasiado caldo y se espesen. Sirva el caldo y los fideos en tazones y cubra cada porción con cebolletas, semillas de sésamo y el tofu glaseado. Cubra cada porción con un chorro o dos de Sriracha, si lo desea.

Si se requiere hacer preparaciones con anticipación: los fideos cocidos y el tofu se pueden refrigerar hasta por 1 semana (por separado); no congelar. El resto de la sopa (sin los fideos y el tofu) se puede refrigerar hasta por 1 semana o congelar hasta por 3 meses.

Esta deliciosa receta para preparar en casa exige amor por la cocina. En caso de que el paladar sea exigente pero el gusto por cocinar sea poco, entonces lo mejor es salir a un restaurante vegetariano o vegano, y afortunadamente ¡son muchos en la ciudad de Medellín!.