Tip vegano: Algunos alimentos que deberías combinar para mejorar tu salud

La buena alimentación no es un sustituto de la medicina, ni mucho menos, pero sí puede ser altamente preventiva; mientras que una mala alimentación es una garantía de miles de problemas médicos. En muchos casos, una mala alimentación no consiste únicamente en una pobre ingesta de nutrientes, sino de una mala manera de consumir los alimentos. Comer a deshoras, saltarse las comidas o comer en exceso algún tipo (o toda clase) de alimentos producen desórdenes que, poco a poco, te pueden pasar factura, pero hay una manera adicional de alimentarte mal: combinando mal los alimentos.

Hay comidas que van muy bien juntas. Mucha gente las ha aprendido a combinar, pero esto se ha vuelto más una tradición que la puesta en práctica de un conocimiento técnico. Por ejemplo, si combinas las leguminosas (como los fríjoles o las lentejas) con arroz y con alguna fuente de vitamina C (un jugo o una ensalada), tu cuerpo absorberá más proteínas y hierro. En la comida paisa, es muy común encontrar esta combinación; incluso cuando pides una cazuela en un restaurante vegano en Medellín, desprovista de toda la carne que lleva este plato.

Veamos algunas combinaciones excelentes para el desempeño de tu organismo, que te servirán de ahora en adelante para cocinar y prevenir cientos de enfermedades.

Ver: Alimentos veganos que te ahorran problemas de salud

Uvas y manzanas

Cuando vas a comer frutas, una de las principales recomendaciones de los nutricionistas es comer una a la vez. Cuando consumes una ensalada de frutas o un salpicón, tu cuerpo no absorberá los nutrientes de todas y cada una de ellas con la misma eficacia que si comieras una sola, debido a que el estómago usa diferentes tipos de enzimas para procesarlas a todas. Muchos omnívoros suelen comer carne con queso (o con cualquier otro tipo de lácteo), sin saber que esta combinación es altamente perjudicial para el organismo, y por la misma razón (sólo que, en este caso, de forma extrema). Cuando combinas los antioxidantes de las uvas y las manzanas (en especial, una sustancia llamada quercetina), tu cuerpo puede trabajar mejor para combatir algunos virus y bacterias que afectan el sistema respiratorio. Así que si en tu entorno notas a muchas personas con gripe o con tos, consume uvas y manzanas durante una semana y verás cómo le haces frente a estas enfermedades.

Algo que también puedes hacer es combinar el vino tinto y las manzanas. Esta combinación, además de ofrecerte los mismos antioxidantes de la uva y la manzana, te puede ayudar a prevenir la trombosis y los coágulos, en general. Esto puede ser muy útil, si sabes que eres propenso a este tipo de problemas y deseas mantenerlos a raya.

Limones y espinacas

Al igual que con las leguminosas y las fuentes de vitamina C, esta combinación le permitirá a tu cuerpo absorber una mayor cantidad de hierro. Esto es fundamental para el adecuado funcionamiento del organismo, en especial, si te gusta practicar alguna forma de ejercicio físico. Cuando falta el hierro (y esas reservas duran alrededor de dos años), puedes contraer una enfermedad muy peligrosa llamada anemia, cuyo principal síntoma es la ausencia de glóbulos rojos en la sangre y una consecuente debilidad. Para los veganos, una dieta rica en hierro es muy importante, así que consume muchas lentejas y espinacas acompañadas de jugos ricos en vitamina C, como el limón, los tomates o los ajíes picantes.

Pimienta y cúrcuma

Estos dos condimentos, muy presentes en la comida india, no sólo ofrecen un delicioso sabor a tus comidas (curry y otras), sino que resultan muy eficaces para la prevención del cáncer de próstata, del de hígado, la presencia de tumores cerebrales, e incluso, de la diabetes. El secreto de esta combinación nace de la curcumina, la sustancia presente en la cúrcuma que mancha todo lo que toca (si has preparado curry, te habrás dado cuenta de este poderoso pigmento, que es capaz de manchar la hoja de un cuchillo). Esta sustancia tiene altas propiedades anticancerígenas, y acompañada de la pimienta, se intensifica su efecto mucho más, hasta el punto de que muchos médicos recetan esta combinación para pacientes con herencia de cáncer.

Brócolis y tomates

Muchas veces combinamos ambos productos en una ensalada, pero no somos concientes de sus beneficios. De hecho, podrías preparar una ensalada compuesta únicamente de tomates y brócolis (tal vez con un chorrito de aceite de oliva, lo cual potenciará este efecto) para que tu cuerpo absorba mejor el licopeno, una sustancia antioxidante, presente en ambos alimentos que puede favorecer a los pacientes que sufren de presión arterial alta. No hay muchas evidencias de otros beneficios preventivos, pero hay quienes aseguran que esta combinación es buena para el sistema respiratorio y para prevenir el cáncer de próstata y el colorrectal.

De igual manera, combinar los tomates con el aguacate puede ser también una excelente manera de aprovechar los licopenos de ambos alimentos.