Tip vegano: ¿Para qué podría servir la pepa del aguacate?

A pesar de que el cultivo de aguacates a gran escala significa un problema serio para el medioambiente (leer más en este enlace), sembrar tu propio árbol de aguacates (o consumir los producidos a pequeña escala está muy lejos de ser condenable. De hecho, es muy beneficioso para las abejas y para tu cuerpo. Desde hace unas décadas se ha estado investigando mucho acerca de los beneficios de esta baya, sobre todo, de la capa de grasa que consumimos a modo de mantequilla. No obstante, siempre desechamos la semilla, ignorando de paso todo lo que podríamos hacer con ella. Así que veamos qué puedes hacer para que esta no termine en la basura, así no más.

Sembrar un árbol

El aguacate es un árbol nativo de nuestro continente, y esto significa que muchos insectos, pájaros y roedores lo aprovecharían. Para sembrar un árbol de aguacate, lo más recomendable es lavar bien la pepa, y, con un cuchillo, hacer dos pequeños cortes en forma de cruz en la parte superior de la semilla (por donde reventaría), de modo que el brote sea mucho más rápido. Con cuatro palillos, haz un soporte. Lo que necesitarás es que la mitad de la pepa esté en contacto con agua, y, para eso, clava los cuatro palillos perpendicularmente a la pepa (y por la mitad de la pepa), de modo que descansen sobre los bordes de un vaso. Luego, vierte agua en el vaso hasta la mitad). Con el tiempo, notarás que las raíces brotan por debajo y un tallo por la parte superior. Cuando el brote tenga por lo menos un mes, pásalo a una bolsa con tierra abonada, y cuando tenga cinco meses, abre un agujero en la tierra de unos treinta centímetros de diámetro y treinta de profundidad, llénalo con más tierra abonada, además de la de la bolsa del árbol, y planta tu árbol de aguacate. Quizás haga falta un buen rato para que veas la cosecha, pero si lo abonas constantemente, tal vez puedas disfrutarla.

Infusión medicinal

La infusión hecha con la semilla del aguacate puede ser una excelente medicina para subir las defensas, detener una diarrea (sobre todo, en los niños) y para prevenir enfermedades cardiovasculares. Lo que debes hacer es lavar bien la semilla, retirarle la cáscara y partirla en tres o más pedazos con un cuchillo. Luego, en agua hirviendo, pon la semilla hasta que pasen, por lo menos, unos quince minutos. Notarás que el color del agua es rojizo. Pues bien, esa bebida contiene muchos antioxidantes, minerales, vitaminas y otros componentes que le harán muy bien a tu cuerpo. Déjala enfriar, endúlzala, si quieres, con un poco de miel de agave (o con panela en polvo), y tómala durante el día. Esta infusión es anticancerígena, energizante y anti inflamatoria. Lo recomendable es tomarla en ayunas, pero en cualquier momento está muy bien.

De hecho, en India (al igual que en algunos países africanos, como Etiopía) se ha usado esta infusión para tratar las epidemias de cólera que han amenazado, sobre todo, a la población infantil de este país, y se han alcanzado resultados increíbles.

Eso sí: si sufres de estreñimiento, evita esta infusión. Las mujeres en embarazo también deberían evitarlo. De igual manera, debes tener muy en cuenta que tanto las semillas, como la cáscara, como las hojas del árbol del aguacate son altamente tóxicas para algunos animales, como los perros, los gatos, los ratones, los conejos, los caballos y algunos pájaros. Así que mantén esta infusión (o lo que sea que hagas con la pepa) lejos de tus mascotas, y si vas a compostar las pepas y las cáscaras, procura dejarlas muy bien enterradas para evitar tragedias innecesarias.

Uso culinario

Lo otro que puedes hacer es tostarla en el horno y triturarla, y, con el polvo, aderezas una ensalada. Esto le dará un delicioso sabor a nuez, con un toque amargo que puede complementar mucho la acidez y la posible dulzura de la vinagreta que uses para acompañar tus vegetales.

De igual manera, el almidón contenido en la semilla del aguacate puede usarse como edulcorante para la industria alimenticia. Lo que se hace es licuar, escurrir y secar al horno la semilla, tal y como se haría con cualquier “leche” vegetal. Esto se ha hecho como producto de exportación, y ha sido bastante apreciado en Europa, en donde el auge de los alimentos orgánicos está pasando por una época dorada.

Uso cosmético

El polvo de la semilla del aguacate puede ser usado en una mezcla para hidratar la piel, para exfoliarla y para rejuvenecerla debido a sus propiedades antioxidantes; y también puede ser muy útil para tratar el acné. Incluso, es posible encontrarla en cremas, pero lo podrías hacer tú mismo. También puedes mezclar ese polvo con un poco de aceite de ricino y aplicarlo en el cabello para revitalizarlo y darle mucho brillo. Sólo tienes que dejarlo actuar durante una hora, y después lavar muy bien en la ducha.